Menú

Roberto Pettinato

En mayo se presentará acá con su último y exitoso descubrimiento: el stand up y contó una anécdota inédita que le ocurrió con Luca Prodan, en Carrasco, mucho antes que reabra el hotel

Marzo 06, por: Victoria Molnar

volver a entrevistas

Músico, periodista y conductor súper-mediático, con un pasado ochentoso ligado a uno de los tótems del rock argentino,  a sus 57 años Roberto Pettinato no necesita mucha presentación y es un hombre de espíritu excéntrico, inquieto y guiado por una verborrágica improvisación constante. A pesar de su espontaneidad característica tiene una tradición casi impoluta: responde entrevistas a la prensa escrita sólo por Internet y Freeway no es la excepción. "No creo en las repreguntas, imaginate si voy a perder el tiempo esperando una repregunta. Me duermo. Jajajajajajaja", contesta –siempre por mail- al respecto, eso sí, y hay que admitirlo, con una velocidad que apabulla.

-No parás de sumar nuevas cosas, pareciera que siempre te estás reactualizando. Te ha ido bien: sos músico, periodista, conductor de TV y radio, escritor, humorista, tuitero (@rpettinato), ahora descubriste el stand up... ¿Quién de todos esos es Roberto Pettinato? ¿Con cuál actividad te identificás más? ¿Qué explicación le das a esta necesidad de mutación constante tuya?

-¿Quién no quisiera tener la capacidad de mutar? ¿Quién quiere vivir toda su Vida igual, de la misma manera, en el mismo trabajo, con el mismo auto o con el mismo pensamiento que cuando recién comenzó a leer sobre los aztecas?! Nadie. La magia de un verdadero mago, no de circo, es la mutación. Uno debe Aprender que con todo se puede jugar y ni siquiera esperar los resultados. Después de todo, ¿Quiénes lo juzgarían? ¿Superiores a él? ¿Verdaderos Maestros del templo? Nah. Nadie. Nunca entendí la gente que pretendió ser una sola cosa en la vida, como los conductores que sólo viven con una tómbola y cuatro culos y un bol lleno de cupones. ¿Qué sentido tiene eso? ¿Y qué sentido tiene la televisión en si misma? ¿Uno es famoso porque se lo merece o porque compró la escalera para subirse al escenario? Muchos compraron la escalera nada más y lo saben. ¿Puedo ser poliédrico? ¡Claro que sí! ¿Cuál es el problema? Y si mañana quiero jugar al scrabble, pues lo haría. Y por otro lado la idea de reactualiación es completamente erronea. Uno no se reactualiza como si fuera un viejo que ya no puede conducir ni una bicicleta. Uno vive. Por eso nunca soporté esas frases:

-Empezaste en la TV finales de los ‘80 y de la mano de Gerardo Sofovich y en 2012 dijiste que te despedías de ese ámbito. Pasó mucha agua debajo de ese puente ya. ¿A qué se debió esa decisión? ¿Cómo evaluás esa trayectoria en TV? ¿Iniciando 2013 cambiaste de parecer y tenés pensado volver?

-Ahora sólo hago las cosas que me gustan y por lo general son en soledad. Quiero decir que siempre me manejé mucho mejor solo que bien o mal acompañado, siempre respeté a los que me secundaron y siempre les di un lugar. Es más: he creado gente o les he dado un cuerpo por así decir y eso es ser un conductor que sólo piensa en una sola estrella: El programa. Todos deben servirle al programa... y no para el lucimiento del conductor, porque el conductor también debe servir al programa! Seguiré con el

-Tus últimos discos son de free-jazz My Head Is My Only House Unless It Rains y Purity. ¿Sentís que tu gran presencia mediática ha opacado el hecho de que sos un músico que sigue tocando y sacando discos?

-Ahora también saco un doble que ya fue grabado. Es una música sagrada en otros países, salvo acá por supuesto porque la consideran un ruido incomprensible. Pero eso me tiene sin cuidado porque toda la música que me gusta a mi es considerada así, casi sacrílega. Jajajajaja. La música tiene que ser la del demonio, la del cielo es aburrida y pedorra. Ninguna presencia opaca a otra. Tocaba en Sumo y cortaba la manzana con Gerardo, daba igual y si uno lo vive así entonces la gente lo cree así. Si uno duda, entonces todos dudamos y la gente te rechaza. Pero la seguridad es la que te salva. Hacés lo que te toca hacer y listo y la gente entiende lo que hago por trabajo y lo que hago por placer o tal vez ni siquiera se ocupen de mi vida porque bastante tienen con la de ellos. Siempre en la farándula creemos que la gente nos está escuchando, viendo, atendiendo. A la gente le chupa un huevo como me chuparía o me chupa, de hecho a mí también. No ando mirando o atendiendo la vida de otros de la farándula. Sería ridículo vivir así y llegar a casa y decir:

-Vos viviste épocas “doradas”. ¿Cómo se relacionan la vida “cool” y los excesos en la segunda década del siglo XXI? ¿Cómo artista qué rol ocupan y como se relacionan en vos el ego, la locura, los excesos y la familia (en especial tus hijos)?

-¿Vos me viste drogado? No. ¿Tomaste o fumaste drogas conmigo? No. Bueno, entonces no entiendo de dónde se saca la idea tan patética de que uno tiene que drogarse para ser loco, para liberar su mente, para crear! Es triste. Se ha llegado a un punto de chatura que llevan a la gente a pensar:

-Con Me quiero portar bien descubriste el stand up y estarás el 11 de mayo por Uruguay. Se rumorea que estás como “nene con chiche nuevo”. ¿De qué va esta nueva etapa?

-De la necesidad de destruir el mundo construido o digamos mal construido por el resto de los seres humanos. En eso consiste el verdadero stand-up, en decir la verdad que nadie se anima para esclarecer y que la risotada frank zappesca lo inunde todo y la gente salga diciendo no sólo:

-Sos fruto de una familia peronista comprometida y de hecho naciste durante el exilio de tus padres en la embajada de Ecuador tras el golpe de Estado a Juan Domingo Perón. En tu faceta de escritor en 2012 publicaste tu primera novela La isla flotante en la que contás la historia de tus padres y como tu mamá en un sacrificio por amor dejó sus ambiciones artísticas por seguir a tu papá que era un alto funcionario de Perón y en un rubro bastante sombrío y hasta distante de lo que es tu imagen como es el sistema carcelario. ¿Qué opinás de la relación entre los artistas y la política?

-Los artistas deben ser independientes pero con ideología. Esto quiere decir que no es necesario que se conviertan en chupamedias de los gobiernos de turno para que les consigan shows o un bajarse los pantalones por comida. No existe gente en la política que haga las cosas simplemente porque son buena gente o gente de bien. Nadie que entra en la política es una persona que continúa siendo una persona de bien. Por Dios, no vivimos en los tiempos de Lisandro de La Torre! Eso no existe más. Ahora un artista político puede ser un destructor con la palabra irónica y no necesariamente cantar temas de Quilapayun! Y todo compromiso político con una causa habla de que esa causa tiene que ser revolucionaria. No se puede ser artista pegado con fulanos y menganos si éstos son unos tránsfugas miserables, rodeados y en la lista de una larga lista que está en espera para seguir siendo más y más tránsfugas.

-¿Cómo considerás está el rock argentino ahora que falta Spinetta y con la situación que atraviesa Cerati? ¿Todo tiempo pasado fue mejor o se el ambiente musical argentino se sigue renovando y yendo a la vanguardia?

El rock argentino no va a la vanguardia de nada. Sólo suena mejor. Jajaja. Spinetta no se fue, porque ahi están los discos, un músico jamás se va, porque sólo tenés que poner los discos y escuchar su música y sus letras. ¿O que pretendías? ¿irte a cenar con él o vivir en el garage de su casa ¡¡¡¡No es tu amigo ni tu pariente!!!! Por lo tanto están vivos, son los que más vivos están siempre!

-Seguís tocando como invitado con tus ex compañeros de Sumo. ¿Sos nostálgico?

-Gracias a Dios soy nostálgico . Es lo mejor que hay. Vivir del pasado es lo peor. La nostalgia es lo más hermoso y romántico que pueda existir. Pero si estoy hablando con gente que confunde nostalgia con cara triste, entonces hablemos de... Messi o de corderos patagónicos. Jajajaja.

-¿Qué opinás de la música uruguaya? ¿Qué grupos te gustan?

-Sólo OPA, los Fattoruso y Mateo, el loco suelto que hizo unos discos impresionantes. Canciones chuecas de Viglietti es maravilloso aún hoy. Shakers por supuesto y algunos grupos de ahora que no recuerdo los nombres pero si sus letras larguísimas.

-Hablando de Uruguay ¿Has estado por allá últimamente? ¿Qué opinás del presidente José Mujica?

-No voy a Uruguay. No sé quien es Mujica, salvo que es un presidente querido por su gente, y era tupamaro. Más que suficiente para mí para que me caiga simpático. Espero que se decida por el tema de la marihuana....tal vez el humo no le deje ver el bosque. Jajajajajajaja. Chiste.

-Ya lo contaste mil veces (y obviamente podés escribir ¡Ohhh no!) pero en Freeway somos como Mirtha y no sólo porque creemos que el público siempre se renueva; no te olvides que Uruguay tiene la población más envejecida y nostalgiosa de América Latina… En fin, queremos que nos des el gusto contándonos tu anécdota preferida de tus días junto a Luca Prodan y Sumo en el Hotel Carrasco de Montevideo.

-Esa anécdota está en el libro (NdE: Se refiere a Sumo por Pettinato de 2009 que es la reelaboración de La jungla del poder, su primer libro sobre Sumo y la experiencia de los ’80 editado en 1993). Pero sí recuerdo otra en que fuimos a comer unos sandwiches con Luca a un bolichón por ahí y había un montón de uruguayos de clase alta, chicos medio violentos, conchetos o algo así.... Y recuerdo que nos acusaban de nazis y casi nos cagan a palos. Pero al mismo tiempo eran una especie de conchetos como si salieran de una cancha de polo. Rarísimo. Fue un cagazo fuerte.

Compartí este artículo via Facebook o Twitter:

Facebook Twitter

REGISTRO

Registrarse

INICIAR SESIÓN

Registrarme

Olvidé mi contraseña

Olvide mi Contraseña

Ingresa tu casilla de e-mail para resetear tu contaseña: